abril 01, 2010

Esas simples cosas

Hace unos días me sorprendí pensando en vos, y no desde el desamor, porque no nos dió pa' tanto, sino como con cierta preocupación. Intenté que lo que fuera no me preocupara, pero parece que no soy tan mala gente como a veces quisiera ser y que, al final, lo que no debería importarme me importa al menos un poco.
Hay muchas cosas que aún no entiendo y supongo que no entenderé jamás. De todos modos no importa lo que yo te pueda decir o piense. Ni antes, menos ahora.
Creo que lo que quería era que supieras que a pesar de todo espero que no te vaya mal, a pesar del karma y de lo que una cosecha y recoge en la vida, que no te vaya mal. Aunque ni siquiera hubieras tenido el valor de verme a los ojos para despedirte.
Como canta la Buika en letra de la Vargas, "... una se despide insensiblemente de pequeñas cosas... al fin la tristeza es la muerte lenta de las simples cosas, esas simples cosas que quedan doliendo en el corazón..."

2 comentarios:

César dijo...

Desde el corazón...me llegó.

MY dijo...

;) gracias!!