diciembre 17, 2014

Vestidos/as

Te ves mejor vestida que desnuda. Qué ironías. Hubiera jurado que sería de fijo al contrario (suele pasar).

Tal vez es el contraste. Lo andro se pierde un poco con la desnudez, o es que engañás con tu ropa de chico (chica).

Te prefiero vestida, con tu ropa de chico. Te prefiero pensándome un poquito. Te prefiero cuando querías.

Al menos pude comprobarlo. Sí, te prefiero vestida.  

diciembre 14, 2014

"De qué manera te olvido, si te miro en cualquier..."

Los duelos son cabrones. Vienen con esas sacudidas y aporreadas que te dejan a veces hecha mierda, a veces nada más golpeadilla, siempre atontada y aturdida. Y triste. Y confundida. (Duelo maldito dame un respiro.)

Esa memoria del cuerpo me hizo mirarte un poquito como antes la otra noche. Y ya está, fue suficiente para provocarme un llanto que aguantó apenas verte cruzar el portón para salir disparado y permanecer un rato largo. ¡Y esa tristeza!

Es el duelo, es parte del duelo, me repito. (Duelo maldito dame un respiro.)

Estoy bien, debe ser que estamos en diciembre. Buen viaje.

diciembre 12, 2014

Pendientes

Que no debés preocuparte por "pasarte" de "fem" o "girly" alguna vez, al contrario.

Que entre el autocentrismo y la arrogancia, la nula empatía, la poca compasión y el pésimo interés -entre otras-, te parecés cada vez más a eso que supuestamente querés ser.

Que la constipación emocional no se contagia pero se agrava (pagáte a ver).

Que hay soledades que se explican con sólo mirarse un momento en un espejo cualquiera.



diciembre 06, 2014

Desistiendo

Desisto de vos. Y de cualquier cosa relacionada con vos.

Te dejo los esfuerzos, el tiempo, un par de ataques de pánico, aquellas ganas, esas palabras. Hasta el rap que no conocí.

No es para tanto, no sos para tanto. (*repite*)

noviembre 24, 2014

Extrañ(á)ndo-te

A veces te extraño tanto. Y no es sólo la rutina, como decías aquella vez tan cabreada. Es todo, porque eras vos.

Y sí, extrañar es inevitable. A pesar de todo. Y volver a ser una, sola frente al mundo y el mierdero, es una de las cosas más difíciles de hacer, después de terminar claro, o que te terminen, o de sacar las cosas de la que fue tu casa, o de intentar comenzar de nuevo en medio del derrumbe.

De todos modos te extraño. Lo peor son las noches, entre el prepararse para dormir y acostarse. Como si siempre hubiera dormido con vos. (Todo va a estar bien. Todo pasa.)

Seguro extrañaste los desayunos. Lo siento. Siento muchas cosas.
Igual te extraño a diario.Quería que lo supieras.