junio 03, 2010

Imperativo del autocuidado

Con presión alta, fibromas y quistes recién aparecidos, ¡bienvenidos -o malvenidos- sean los 30!
En medio del drama, aquello de "yo nunca había padecido..." o "nunca me había dolido..." parece frase cotidiana de repente entre carcajadas.
Ni más que hacer que apechugar, feliz.

2 comentarios:

César dijo...

Los 30, con todo y el inicio de los dolores físicos, es la mejor época, creéme. Ni tan joven y tonto, ni tan viejo y fatigado jeje, término medio.

Saludos.

MY dijo...

jejeje, término medio como los asados exitosos? jajaja, genial ;)