junio 20, 2008

Las sensibilidades de la luna


Que no las mías!
No, porque no me pasa que los cambios de la luna me joden. Que si es luna llena y coincide con la inminente visita menstrual, me pongo de lo peor, hiper-sensible, triste y más irritable de lo 'normal'.
Porque tampoco me pasa que esos movimientos lunares me caigan de improviso en medio de una tormenta depresiva.
Ni que todo se me hace más grande y exagero mil.
Ni que lloro por cualquier cosa y las cosas se me dan más.
Ni que hago berrinches cada que puedo y reclamo atención.
Nada de eso me pasa. ¿Le pasará a alguien? Qué raro no?
Esas cosas de la luna, de ella, de las demás, no mías.

1 comentario: