junio 09, 2008

Ligar o no ligar, o como 'pasearse' en un posible ligue

El sábado volvía de un curso que estoy llevando de madrugada -para ser sábado al menos- en la buseta de la universidad y un tipo sin mayor gracia se sentó a mi lado en la última fila de la microbús. Todo bien hasta que intentó hacer conversa; yo soy pésima para eso y, aparte que no me gusta mucho hablar con gente desconocida, estaba concentrada en otras tantas cosas que tenía que llegar a hacer y re-pensando en el medio caos que era mi vida. Dijo algo así como 'hoy si viene gente a la u', y yo sin abrir la boca asentía nada más como para no ser descortés. Luego sacó una pastilla de menta y me ofreció, le dije un 'no gracias' bastante decente -digo, en esas situaciones y junto con mi cara que 'irradiaba' dulzura- y saqué el celular haciendo como que escribía un mensaje y estaba muuuy ocupada (mentira), mientras me preparaba para lanzarle un discurso sobre mi falta de interés, su intromisión inaceptable y mi confirmación de estar más que comprometida con todo y anillo en el anular izquierdo. Pero todo eso no fue necesario, entendió que no sacaría más palabra de mi parte y se dirigió, para su pesar (el de la víctima siguiente claro), a la chica del otro lado del asiento grande, que estaba acompañada de una señora que resultó ser su mamá (eso lo supe luego, no perdí hilo de conversación, era demasiado).
El chavalo se dedicó, de la forma más torpe y chabacana, a 'echarle los perros' a la chica todo el camino hasta la capital, que es más o menos de una media hora. Fue verdaderamente tortuoso y acongojante verla intentar escabullirse de las propuestas y tonteras que el otro le endilgaba. Para resumir el cuento, que ya se hizo largo, el chavalo se autoinvitó a la casa de ellas y hasta a la supuesta fiesta de cumpleaños del papá de la susodicha, esposo de la mamá, además de afirmarle lo linda y simpática que era la muchacha y lo buena gente de la mamá, y por supuesto, las correspondientes auto-alabanzas y marketing personal de virtudes y 'buenas costumbres' (que yo no tomo, que yo no fumo, que tengo carro pero lo dejé guardado para no gastar gasolina... sí güevón!).
Yo estaba literalmente atrapada en el asiento y no podía cambiarme aunque lo intenté, y cuando llegamos al destino final bajé corriendo sintiendo un poco de pena por la muchacha y su paciente mamá, al ver que el tipo salía soplado detrás de ellas. ¡Quién sabe hasta dónde las acompañó/persiguió!
Qué pena por ellas, pero más por el chavalo este, increíble la verdad que aún existan tipos así con habladas así!! ¡¡Qué pasa en el mundo!!

2 comentarios:

Gabriela Sax dijo...

jajajaja.. y luego está el q te dice del clima, y de la política... El freek de los ligues fue un mae q no c d dnd putas me conoció (o reconoció) y me sacó un impreso de mi blog pa hacer conversa!!! Fijo fue como el colmo. Amablemente le recordé mi escrito siguiente que hablaba de mi ex NOVIA!!! jajajaja...

Anónimo dijo...

ok somos pateticos. lo acepto. he estado en la espiral de la angustia que significa ligarse a una desconocida. es como un imperativo categorico que te dice que tienes el potencial, solo tienes que desarrollarlo. haces el intento. puedes ser un patan. puedes interpretar que le caes mal o bien a la chica. pero a pesar que haces el ridiculo, te manda a comer mierda o simplemente no te da pelota, sientes una satisfaccion interior porque hiziste el intento. aunque uds no lo crean, chicas es dificil hacerlo, requiere muchas veces de concenctracion y tranquilidad, de buena suerte y de valor. no es al;go heroico o primitivo, es un impulso al que hay que responder. nosotros nos angustiamos de que hayan tantas chicas lindas por la calle, uds se angustiaran de quedarse solteronas. tenemos nuestros miedos y angustias. lo que pasa es que uds llevan las de ganar, solo esperan, y personas inteligentes como ud se burlan de nuestra impertinencia y seudovalor. siendo mujer haria lo mismo. es patetico. es tan patetico que es necesario hacverlo para sobrevivir.